Innisfil, pequeña ciudad en Ontario – Canadá, concluye que subsidiar el servicio de llamadas de coches es más barato y más flexible que gestionar sus propios autobuses.

URL: http://ift.tt/2nBuKqQ