En el momento en el que dejamos de llamarlo “experiencia turística” es cuando ampliamos el número infinito de experiencias que podemos crear. Cuando hablamos de una experiencia, normalmente nos referimos a sucesos vividos que han tenido algo de extraordinario, por eso necesita siempre de sorpresa y novedad. Eso no quiere decir que cada vez tengamos que ofrecer cosas nuevas, si no que cambiando un pequeño detalle, podemos hacer de algo conocido, una experiencia nueva.

URL: http://ift.tt/2pytqXx